Sana que sana

2100
Publicado el 23 diciembre, 2009 por admin

Un lápiz sirve para escribir, pero también puede servir para lastimar a otra persona. Lo mismo sucede con los medicamentos. Fueron hechos para sanar, pero pueden causar mucho daño si se les usa indebidamente. Por eso, cualquier persona no puede estar por ahí recetando sin ton ni son, como hizo Javier, que por ser hijo del boticario cree que puede medicar a sus amigos. En esta historia, Yolanda se convierte en la víctima de los terribles consejos de su hermano. Por fortuna, llegó a tiempo al hospital.

  • Autor:
    EDEX
  • Tema:
    Uso de medicamentos
  • Etapa educativa:
    Educación primaria
Categoría